jueves, 19 de enero de 2017

Ribera . Maestro del dibujo.MNP

Hasta el próximo 19 de febrero de 2017,podéis ver, en el Museo Nacional del Prado ,esta preciosa exposición de dibujos de José de Ribera,más conocido en Italia,donde trabajo gran parte de su vida, como el Spagnoletto.
Se muestran 70 obras de las cuales  ,creo que unas 56 son dibujos  que se completan con unas diez pinturas del maestro 
De entrada nos reciben dos bellos cuadro uno de Heráclito

 y otro de San Pedro penitente ó rezando


 basados en dibujos tan bellos como este ,uno de los 160 cuya autoría se le reconoce


Artista complejo y dibujante magistral, José de Ribera nació en Xátiva (Valencia) en 1591 y llegó a Roma con 15 años y allí se formó como pintor aunando dos tendencias ,el clasicismo de su dibujo con el naturalismo ,próximo a Caravaggio de su pintura ,mirad este cuadro suyo Apolo y Marsias,en que el que este esta siendo despellejado como castigo por el Dios por atreverse a componer un poema mejor

  
para el que seguramente emplearía su técnica de dibujar caras que nos muestra en otro bocetos

Desarrolló su actividad principalmente en Nápoles, donde se estableció en 1616 al servicio de los virreyes españoles y donde permaneció hasta su muerte en 1652. 
 Hoy se conocen casi 160 dibujos de su mano que se pueden fechar entre la primera mitad de la década de 1610 y el final de su vida, de los cuales solo unos pocos son estudios preparatorios para pinturas o estampas, mientras que la mayoría son fruto de la observación de la figura humana o de su imaginación.
De su época romana solo se conserva esta cabeza de guerrero fechada en 1620


 Pero quizás lo más llamativo es el interés que Ribera muestra por la fealdad y la violencia, tanto en las cabezas grotescas


que luego usaría ó no en sus retratos .Vemos esta precioso cuadro de mujer de medio cuerpo


 ó esta vieja usurera


 Haría algo similar con los martirios y las escenas de tortura, hombres atados a árboles, ahorcamientos y decapitaciones, característica que nos permite verlo como un posible precursor de Goya.







 Poco después de su llegada a Nápoles graba sus primeros aguafuertes, que emplearía como una forma de difundir su arte y como un método de enseñanza y realiza un grupo de obras a sanguina, con un alto nivel de acabado, que destacan por su delicadeza y detallismo, en las que se combinan su formación en el clasicismo académico y su búsqueda del naturalismo. l
Bellisima esta de Sansón y Dalila de 1620


 al igual que este David  y Goliat 


que bien pudieron ser dibujos de presentación para Felipe IV de pinturas que luego colgaron en el Alcázar de Madrid  y serian destruidas en el incendio de 1734, que demuestran la temprana vinculación del Españoleto con la corte madrileña.
 Gran parte del conjunto de dibujos de Ribera son  representaciones de santos, especialmente penitentes y mártires, sobre los que trabajó durante toda su carrera.
Como este san ¿Alberto? de 1620  ó eremita atado a un árbol


este martirio de san Pedro


en dos fases

 que luego veremos utilizar en sus cuadros  por ejemplo en este san Sebastián curado por santa Irene


 también tiene estudios anatómicos  como estos,de orejas,bocas,narices ,etc...



Ribera pintó pocas obras de contenido clásico o mitológico. Los dibujos de esta temática conforman solo una décima parte de su corpus gráfico y entre ellos se conservan estudios de figura y rápidos apuntes de composición, además de una de sus obras maestras, el Aquiles entre las hijas de Licomedes.


 ó este Sileno ebrio


que usaría para su bello cuadro del mismo nombre que se encuentra en el Museo de Capidimonte en Nápoles



así como esta cabeza de Baco ,que es como un estudio,para otra obra mas grande


 ó este caravaggiano Prometeo que parece salir de la mas absoluta de las obscuridades


La escenificación pública de la justicia en la Edad Moderna a menudo incluía la tortura y la ejecución. Diversos dibujos de Ribera parecen documentar tribunales de Inquisición y ajusticiamientos en las plazas de Nápoles



 Ahora como maestro del dibujo tenemos este bellisima sanguina de Cristo resucitado apareciéndose a su madre 



Se conocen más de una docena de dibujos de Ribera que recogen aspectos de la vida cotidiana de la ciudad. La mayoría son de pequeño formato y ejecutados a pluma y tinta, lo que denota el carácter privado e inmediato de unos diseños que debía realizar al tiempo que presenciaba las escenas. Las calles de la ciudad le ofrecían todo un mundo de escenas



Ribera empleaba el dibujo no solo como medio para preparar sus pinturas o como puros ejercicios académicos, sino también como una manera de plasmar sus curiosas invenciones y expresar sus inquietudes, que a veces parecen adelantarse a las de  Goya.
Ejecutados en todas las técnicas y con la figura humana como tema central, estos ‘caprichos’ oscilan entre lo humorístico y lo satírico, lo caricaturesco y lo ridículo.
Curiosa esta cabeza 

 
Curioso este extraño gigante por el que suben y bajan hombres


 Nada que ver con este bellisimo san Sebastián con el que vemos su ultimo cuadro de la exposición


 Los dibujos de los últimos años de vida de Ribera retoman algunos de sus temas predilectos, como el Martirio de san Bartolomé, el apóstol que fue desollado vivo, o la Adoración de los pastores. 


 Ribera pintó un mínimo de seis Adoraciones entre 1629 y 1650 para importantes clientes como el rey de España o el virrey Medina de las Torres. 
También se nota en sus últimos dibujos que ya el pulso no es el mismo y usa mucho la aguada,como en esta bella Anunciación

 En resumen una bella exposición sobre un genio no suficientemente conocido en función de su valía.
Que la disfrutéis amigos.

Post data todas las fotos son de wikipedia el museo no las autoriza.





 







 .

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario